¿Cómo funciona el Costo por Clic (CPC)?

El Costo por Clic (CPC) es una forma de contratación de publicidad online según la cual el cliente solo paga cuando un usuario ejecuta una acción (un clic) sobre su aviso. Es independiente del número de veces que el usuario ve la publicidad.

Las campañas en Google Ads incluso hablan de CPC promedio, real y máximo:

El CPC max. es el importe máximo que se le cobra por un clic. Sin embargo, en general, se le cobra menos y, en algunas ocasiones, mucho menos. El importe final que se le cobra por clic se denomina CPC real. El importe promedio que se le cobró por un clic en su anuncio

A diferencia del Costo por Mil Impresiones (CPM) en el CPC el riesgo del éxito de la campaña es compartido entre la agencia y el cliente, de ahí que sea una de las formas de contratación de publicidad online cada vez más utilizadas en la actualidad.

Dado que la simple exposición del aviso ya no le asegura un ingreso a la agencia (pues solo cobrará por el número de clics en el aviso de su cliente, la implementación de técnicas SEO y de segmentación de audiencia comienza a cobrar cada vez más importancia en este punto.

Con el modelo de cobro basado en CPC, el cliente se resguarda del llamado tráfico basura, es decir, de aquellas cientos o miles de visitas que ven la publicidad contratada, pero la pasan por alto sIn realizar una acción sobre ella, fundamentalmente, porque es una audiencia poco segmentada y que no pertenece al público objetivo de la compañía y del aviso.

Bajo el costo por clic el número de usuarios válidos (que realmente hicieron un clic y por los la agencia puede cobrar) desciende considerablemente en relación el CPM; sin embargo, el beneficio aportado por cada uno de ellos al cliente es muy superior.