¿Qué es el costo por mil (CPM) en publicidad?

El Costo por Mil (CPM), también conocida como coste por mil impresiones, es una forma de contratación de publicidad online, según la cual el cliente paga cada vez que su publicidad es expuesta a mil usuarios. Una impresión debe entenderse como una visualización.

1.000 impresiones = 1.000 visualizaciones.

¿Cómo funciona el Costo por mil?

Dividiendo el costo de la campaña de publicidad por el número de veces que ese aviso fue expuesto. El resultado lo multiplicamos por mil. Con esto obtiene el valor de exponer mil veces un anuncio.

CPM = (Costo de la publicidad/Número de impresiones) * 1.000

En el CPM NO SE CONTABILIZA que el usuario realice una acción con la publicidad (como llenar un formulario, descargar un archivo PDF o dar clic en el aviso) Por lo tanto, la tasa de conversión (entendida ésta como las acciones del usuario con la publicidad) suele ser en términos porcentuales muy baja.

Se entiende que, ya que la agencia no asegura acciones sobre el aviso (menos una venta), bajo este formato el riesgo lo corre principalmente el cliente.

¿Para qué sirve el Costo por Mil y cuando escoger CPM? La contratación de una campaña bajo el modelo de pago por CPM suele ser utilizada con propósitos de branding (de recordación de marca).